Categoría: Leé Humanizados

Ángel Sánchez

Se metió en el arbitraje para estar dentro de su gran pasión: el fútbol. Con un estilo relajado, le sacaba dramatismo al juego. Permisivo y cercano al jugador, pero chicanero cuando lo toreaban. Logró autoridad y prestigio sin necesitar imponer cara de malo. Tras su retiro se desarrolló en seis roles diferentes, todos vinculados al fútbol.
Transparente y simple. Humanizamos a Ángel Sánchez, persona de valores.

Fernando Noy

Es uno de los artistas más multifacéticos de la cultura argentina: poeta, actor, cantante, escritor, dramaturgo, letrista, dibujante, intérprete, periodista, productor, bailarín. Transitó un camino de profunda intensidad, viviendo absolutamente de todo y compartiendo con grandes leyendas del país y Brasil. Referente del Hippismo, Tropicalismo y el Under. Singular e imposible de definir, hizo de él mismo su propia creación. Un alma libre y ermitaña que vive en estado de poesía y amor. Humanizamos a Fernando Noy, dueño de un magnetismo a flor de piel.

Eugenio y Culini de ´MDQ´

Realizan hace más de 30 años uno de los mejores y más originales programas que dio la TV argentina. Un trabajo artesanal en donde ellos mismos se ocupan de todo, a su manera, sin subyugarse por el dinero, los tiempos ni el rating. Dos almas libres que tienen como única filosofía vivir la vida. Para ellos, la riqueza verdadera son las experiencias y la familia. Solidarios, sencillos, genuinos y agradecidos. Tuvieron una infancia muy carente económicamente, siendo siete hermanos en un departamento de un ambiente. Humanizamos a Eugenio y Culini Weinbaum de ´MDQ Para Todo el Mundo´, dos locos divinos.

Darío Franco

Pilar de uno de los equipos más míticos que tuvo el fútbol argentino: el Newell´s de Bielsa. Campeón de las últimas dos Copa América ganadas por la Selección. Entrenador audaz con un estilo muy marcado. Dirigiendo es extremadamente pasional y efusivo. Fuera del campo es campechano y tranquilo. Humanizamos a Darío Franco, un tipo de bien.

Daniel ´Sargento´ Giménez

El árbitro más particular que tuvo el fútbol local. Alcanzó el rango jerárquico de Suboficial Mayor del Ejército Argentino. Participó en el conflicto del Beagle y estuvo en el puerto San Julián en la guerra de Malvinas. Campechano y cordial, pero hombre de rigor. Para él, la lealtad, dignidad y valores moldean su filosofía de vida. Hincha del Rojo. Directo y sin ambages. Humanizamos a Daniel ´el Sargento´ Giménez: detrás del traje adusto, un tipo cálido.

Luis Islas

Fue uno de los más destacados arqueros de la historia del fútbol argentino, con memorables actuaciones y grandes logros. Adentro del campo mostró notable personalidad para atajar, y afuera para confrontar con lo que creía que estaba mal. Un hombre de libre pensamiento y profundo análisis crítico. No se deja adoctrinar por la política, la religión ni ningún entrenador. Hoy transita su camino como técnico. Humanizamos a Luis Islas.

Garrincha: lo que su vida nos enseñó

Escribir algo sobre él, resulta trillado. Relatar minuciosamente su vida y sus proezas deportivas, se torna hasta aburrido para el lector, porque todo se ha contado. Cientos de artículos y notas, documentales, películas y hasta poemas de referentes de la cultura sudamericana dedicados a su figura. Aquí queremos repasar no lo que Garrincha vivió, sino lo que su paso por esta vida dejó para el mundo futbolero y social de forma inmortal. Un ser único, alguien que, directa e indirectamente, nos legó lecciones muy claras para aprender, reflexionar y cuestionarnos muchas cosas.

Paulo Ferrari

Jugó en solo dos equipos, muchos años en cada uno, con gran regularidad y buen nivel; demostrando lealtad, respeto y pertenencia hacia la institución que representaba. Nunca priorizó el ´salvarse económicamente´. Es uno de los defensores más goleadores de la historia de River. Compartió un mismo vestuario con Ortega, Gallardo y Almeyda. Estando como coordinador de las inferiores de Rosario Central, le pidieron que se haga cargo técnicamente de la Primera en un complejo momento, y a los ¡20 días! lo echaron. Humanizamos a Paulo Ferrari, un tipo simple.

David Ferrer: el luchador

Durante muchas temporadas el tenis ha tenido una hegemonía absoluta de un reducido grupo de cuatro astros: Roger, Rafa, Nole y Murray. Pero también ha tenido a un “héroe sin capa”, a un David que se les animó a competir de igual a igual a los Goliat. Fue uno de los jugadores más regulares de la historia del circuito, estando siete temporadas dentro del Top Ten y llegando siempre a instancias decisivas de todos los torneos. Muchas palabras autorizadas lo definían como ´el N°1 de los humanos´. Querido y respetado como casi ningún otro tenista en el circuito, David Ferrer marcó una época en la época en que los protagonistas fueron otros cuatro; haciendo de su carrera una epopeya deportiva y un ejemplo absoluto de inspiración.

Guido Rodríguez

Fue padre muy joven. No pudo tener continuidad y asentarse en River. En Defensa y Justicia, de la mano de Ariel Holan, tuvo su despegue definitivo. En México fue el jugador sensación, alcanzando un nivel de altísimo vuelo lo que le abrió la puerta a la Selección. Hoy en el Betis de Manuel Pellegrini es uno de los volantes más eficaces y con mejores estadísticas de La Liga. Un centrocampista de los de antes: pensante, criterioso, simple, con jerarquía para la recuperación y elegancia con la pelota para distribuir juego. Humanizamos a Guido Rodríguez, un pibe con los pies sobre la tierra.