“Ser muy autoexigente”, por Éder Álvarez Balanta

Eder Álvarez Balanta cuenta la autoexigencia que siempre lo ha caracterizado.

“Soy exigente conmigo mismo a veces hasta límites que me perjudican. Cuando comencé a jugar en Primera, que supuestamente el hincha y la opinión pública decían que todos los partidos jugaba bien y era una de las figuras, yo llegaba al vestuario o a mi casa y decía que no era así. Empezaba a contar los errores y decía: ´Me equivoqué en esto, en lo otro, hice mal tal cosa´. Había gente que me decía que eso malo que yo había visto no era nada comparado a todo lo bueno que había hecho, pero yo pensaba: ´¿De qué me sirvió haber hecho todo lo bueno que dicen, si hice esto malo que terminó, capaz, generando una ocasión de gol en contra?´. He llorado en el vestuario luego de algún partido. A veces se hace difícil poder seguir progresando desde ese punto. Si uno no se da la libertad de equivocarse, de hacer las cosas mal para aprender, es difícil seguir progresando. Muchas veces me pasaba, en la época en que no estaba teniendo buen rendimiento, de pensar que nunca más iba a poder hacer las cosas bien. No entendía por qué no me salían bien si estaba haciendo todo lo posible para que salgan de buena manera. Cuando comencé a jugar no le daba tanta importancia a lo que podía llegar a pasar en el partido, sino que disfrutaba. Ahí jugaba más suelto. Cuando se juega con más inconsciencia suele ser más fácil fluir. Pero cuando tomás consciencia de que existe cierta presión o de que uno tiene cierta obligación, termina influyendo, a veces para mal. Yo me exijo, me presiono, yo mismo me castigo cuando las cosas no salen bien. Uno siempre quiere que las cosas salgan bien o como uno las espera, pero aún haciendo todo lo posible, no siempre salen bien, porque somos humanos. Por más que yo por naturaleza sea de profundizar y tenga esa capacidad de analizar y de pensar todo, hay que buscar un equilibrio. Trato de encontrarle respuesta a todo de por qué esto y por qué lo otro. Creo que si no lo tuviera viviría mejor”.

Firma: Éder Álvarez Balanta.

(Fragmento de una nota que Eder le dio al periodista Damián Giovino hace algunos años)

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 4 junio 2020

    […] Tres años estuvo Éder Álvarez Balanta en River Plate -2013/2016-, el equipo donde se formó y según el mismo jugador no tuvo el rendimiento que hubiera querido para continuar tras la llegada de Gallardo. Aunque la página Humanizados había publicado que el colombiano había escrito una carta donde contaba que había llorado en el camerino, horas más tarde cambió la versión ante el reclamo del jugador y citó que las declaraciones habían sido hace años para el periodista Damián Giovino. […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *