Novak Djokovic: el vacío en la cúspide

Tras ganar Roland Garros en 2016, Novak Djokovic llegó al pináculo de su carrera obteniendo el único Grand Slam que le faltaba, siendo N°1 y atravesando un momento extraordinario. Estaba en el punto más alto de su vida profesional, pero se chocó de frente con el vacío mental, emocional y motivacional. No quería seguir jugando al máximo nivel con tanto sacrificio, no encontraba estímulos de los cuales aferrarse y entró en una deriva. En 2018 anunció a su círculo íntimo su retiro del tenis, pero ese mismo año alcanzó nuevamente su esplendor. Tuvo una infancia muy dura que le sirvió para desarrollar una gran capacidad de superación dentro de la pista.

Marat Safin: el diferente

Fue número uno del mundo. Ganó dos Grand Slam, cinco Masters 1000 y dos Copa Davis. Fue el tenista en llegar a la cima del ranking más imponente físicamente de la historia: 1,93m. Adentro de una cancha intimidaba con sus potentes golpes. Dueño de un gran talento natural. Pero no es eso lo que lo convierte a Marat Safin en un personaje absolutamente singular. De un carisma embelesador, transgresor y disruptivo, solitario, mujeriego, volcánico y de personalidad muy profunda. Odiaba el tenis y rompió ¡1055 raquetas! en toda su carrera.

José Chamot

Disputó tres Mundiales con la Selección. Compitió en la élite del fútbol europeo. Es una de las personas más campechanas, modestas e íntegras que se pueden encontrar dentro de su ambiente. Conformó el cuerpo técnico de Matías Almeyda que logró el ascenso con River. Hoy hace su camino como entrenador. Humanizamos a José Chamot.

´Rayo´ Menseguez

Fue un habilidoso jugador de fútbol, de notables condiciones, pero esa etapa ya quedó muy atrás en su vida. Tras su retiro, dio un giro de 180 grados. Tenía todo preparado para ser entrenador, pero comenzó a experimentar el camino del despertar de conciencia y del autoconocimiento, entregándose absolutamente a la espiritualidad. Hoy dedica todo su tiempo y energía a la realización personal y al ser un guía para ayudar al prójimo a elevar su vibración. Humanizamos al ´Rayo´ Menseguez.

Pepé Santoro

Leyenda viviente y patrimonio del fútbol argentino. Ídolo absoluto del Rojo, pero respetado por todos, más allá de los colores. Por lo hecho adentro del campo bajo los tres palos, por su desempeño como director técnico, entrenador y formador de arqueros, y por, sobre todo, su condición de gran tipo: es uno de los personajes más emblemáticos de nuestro fútbol. A sus 78 años mantiene intacta la pasión. Humanizamos a Pepé Santoro.

Björn Borg: cuando serlo todo, te supera

Fue uno de los mejores tenistas de todos los tiempos. Debido a su estilo, forma innovadora de jugar, atractivo físico y personalidad; se convirtió en un fenómeno social. Revolucionario, cambió la historia del tenis. Campeón de 11 Grand Slam, fue N°1 del circuito, generando muchísimo dinero. Sin embargo, en el apogeo de su carrera, decidió retirarse a los 26 años. Una total falta de motivación y desgaste mental y emocional por la enorme presión que conllevaba su personaje público, lo alejaron de las pistas. A partir de ahí se le vincularon penosos sucesos: fuerte adicción a la cocaína, intento de suicido y graves problemas financieros. Esta es la historia de Björn Borg, el hombre que pudo haber tenido más palpares que Federer y Nadal.

Juan Curuchet

Medallista de oro olímpico. El argentino, junto a Santiago Lange, con más participaciones en JJOO. Campeón de todas las más prestigiosas competencias de la élite mundial del ciclismo. Uno de los creadores del ENARD. Solidario y comprometido. Salió de muy abajo y gracias a sus grandes condiciones, loable esfuerzo y sacrificio: llegó a lo máximo. Humanizamos a Juan Curuchet.

Andrés Kogovsek

Es la leyenda viviente del handball argentino. Uno de los más destacados líderes del deporte nacional en las últimas décadas. Esfuerzo, conducta y valores: hacen su filosofía. Con su vital aporte, “Los Gladiadores” llegaron a la élite mundial. Multicampeón con Ballester e idolatrado en el Antequera de España. Con 46 años sigue jugando con la misma pasión que cuando arrancó. Humanizamos a Andrés Kogovsek, el ´Gran Capitán´.

José Meolans

Uno de los deportistas argentinos más destacados de las últimas décadas. Compitió en la élite mundial de la natación, con muy buenos resultados. Se sobrepuso a la dura frustración de Atenas 2004. Ejemplo de esfuerzo, sacrificio y dedicación. Un tipo simple y sencillo que da gusto escuchar por sus valores. Humanizamos a José Meolans.